← Back to portfolio

Mi encuentro con el francotirador franquista

Published on 10th November 2018

Me topé con Manuel Murillo hijo en el día rememorativa el 17 de agosto 2018. Cinco semanas más tarde fue detenido por sus planes febriles de asesinar al presidente español.


Monarquista

En este día triste en que todo el mundo promovía su propia agenda en vez de apoyar a las víctimas de los atentados en las Ramblas y en Cambrils, Murillo se encontró alegremente al lado del Font de Canaletes para apoyar a su Rey.

Le parecía necesario porque CUP y semejantes se empeñaban en abuchearle a Felipe VI y echarle en cara todo lo que no les gustan del Estado español. Detronado Mariano Rajoy por Pedro Sánchez, el Rey tenía que hacer el papel de la Bestia.

Franquista

Murillo presentó en seguida sus propios méritos: Me explicó que era hijo de su padre, alcalde de Rubí bajo Franco y nada dado a seguir liderando durante la democracia. Me contó sus proezas deportivas, al pie de la letra igualito a lo que cuentan ahora todos sobre él.

Quedó claro que era un nostálgico de los tiempos del generalísimo con la voz aguda. Tanto escuchar que todo Dios es facha si no lleva lazo amarillo tamaño XL, y ¡habíame aquí un auténtico facha! La única vez que se me había ocurrido antes fue en la parada de autobús en frente del C.P. Brians 2 donde ahora está en prisión preventiva Murillo.

Al lado mío en el banco de la parada sentaba un joven con un libro cuya portada llevaba el símbolo de la Falange. Recuerdo pensar que seguramente se había venido a visitar un camarada en la cárcel.

En cuanto a Murillo, fue amable y parlanchin. Si estaba loco, yo no lo notaba; y yo tengo un radar casi histérica para los desequilibrios emocionales.///